La palabra de hoy 23 de enero de 2012


Dame, hijo mío, tu corazón
y no pierdas de vista mis caminos.
Porque fosa profunda es la prostituta,
y estrecho pozo, la mujer ajena.
Se pone al acecho, como un bandido,
y multiplica la infidelidad de los hombres.
Proverbios 23:26-28

Uno de los mensajes más destructivos que el mundo envía a diario a la humanidad es que el libertinaje sexual es algo aceptable y normal. Si por normal entendemos algo que esté ampliamente difundido, tiene razón pero con todo y su prevalencia la fornicación y el adulterio son abominables a los ojos de Dios y atentan directamente contra la estabilidad de la familia y por ende de la sociedad. Con la excusa de que simplemente están dejándose llevar por el amor dan rienda suelta a sus deseos sexuales y tanto mujeres como hombres caen en una trampa de la cual es supremamente difícil escapar. Freud y sus seguidores quisieron hacerle creer al mundo que la gran mayoría de los trastornos mentales y conductuales tenían su origen en la represión de los instintos sexuales. La solución, según el famoso psicólogo austríaco consiste en dar rienda suelta a esos instintos para liberar la tensión ocasionada por las fuerzas opuestas del Ello y el Superyó. Esta liberación trajo como consecuencias una sociedad dominada por el imperio Playboy, el amor libre, el matrimonio abierto, las uniones libres, el feminismo y el homosexualismo activista entre otros.

La palabra de Dios nos enseña que la sexualidad es algo bueno siempre y cuando sea practicada dentro de la santidad del matrimonio. Cualquier otra expresión de la sexualidad fuera del ámbito matrimonial se convierte en libertinaje y pecado y como tales sólo puede llevar a la destrucción y a la muerte. Quien posea sabiduría sabrá identificar las señales de las trampas que han sido tendidas en su camino para atraparle y destruirle y podrá evitarlas. Quien esté bien fundamentado en la palabra de Dios estará protegido y no podrá ser engañado por las falsas promesas de libertad y bienestar que ofrece el mundo y el adversario a quienes quieren vivir según sus instintos animales. Busca dirección en la palabra de Dios y obtendrás sabiduría y regocijo por añadidura. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s