La palabra de hoy 6 de febrero de 2012


Hijo mío, si has salido fiador de tu vecino,
si has hecho tratos para responder por otro,
si verbalmente te has comprometido,
 enredándote con tus propias palabras,
entonces has caído en manos de tu prójimo.
Proverbios 6:1-3a

Es práctica común en el mundo de las finanzas bancarias que cuando una persona o institución no cumple con los criterios mínimos requeridos para hacerse merecedor de un préstamo, se acepte que otra persona o institución con mejores credenciales para repagar la deuda salga como fiador del primero. Esto se ve mucho durante los primeros años de la vida matrimonial, cuando los padres a veces deben salir como fiadores de sus hijos porque éstos aún no cuentan con los méritos crediticios necesarios para recibir un préstamo de una institución financiera. Más una cosa es que uno salga en apoyo por un familiar cercano y otra es comprometerse a pagar una deuda de un tercero si éste falla en sus obligaciones. La palabra de Dios es muy clara al respecto. Quien ésto hace se convierte inmediatamente en una víctima atrapada por las redes del cazador. Es posible que hayamos salido de fiadores por hacer una buena obra pero también debemos estar consciente que nosotros tenemos una obligación para con Dios y para con nuestra familia de manejar sabiamente los recursos financieros con que Dios nos ha bendecido. Un buen crédito es un poderoso recurso financiero y utilizarlo sin medir bien las consecuencias es simplemente mala mayordomía financiera.

Evita, pues, comprometerte a responder por las deudas que otros no puedan pagar y si por casualidad ya te encuentras en esa situación haz todo lo necesario para romper ese compromiso pues de lo contrario ese insensato acuerdo te llevará a la ruina y a la esclavitud. No dejes que el tiempo pase y se te haga más difícil salirte del problema. Actúa con diligencia y líbrate de inmediato de esa responsabilidad. Pon atención a los consejos que te da la palabra de Dios. Así serás más sabio y podrás evitarte muchos malos ratos. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s