La palabra de hoy 16 de febrero de 2012


A pesar de todo, siguieron pecando
y no creyeron en sus maravillas.
Por tanto, Dios hizo que sus días
 se esfumaran como un suspiro,
que sus años acabaran en medio del terror.
Salmos 78:32-33

Nuestra memoria se comporta de forma extraña. Para comenzar, nuestra memoria es selectiva, es decir, sólo recuerda algunas cosas y muchas otras las olvida. Qué olvidamos y qué recordamos depende en mucho del impacto que los eventos ocurridos hayan tenido en nuestra vida. Normalmente, sólo recordamos aquello que consideramos importante para nosotros. Ésto dice mucho de lo que realmente creemos. Dios ha hecho grandes maravillas en nuestra vida, mas ¿cuántas de ellas recordamos con precisión y en todo momento? Si nos olvidamos de las grandes obras de Dios en nuestra vida es porque no les hemos dado la importancia que se merecen y ésto se traduce en que no le estamos dando la honra a Dios, quien es el autor de ellas. Así ocurrió con el pueblo judío cuando andaba errante por el desierto. El Señor les dio protección y dirección. también les dio agua, pan y carne y ni su calzado ni sus ropajes sufrieron desgaste todos esos años. Aún así, los afanes diarios prevalecían sobre los recuerdos de esos grandes milagros que contra toda explicación racional habían podido ver con sus propios ojos.

Nuestro comportamiento no es muy diferente de la conducta mostrada por el pueblo judío. Normalmente nuestros pensamientos nos están centrados en el recuerdo de las grandes obras que Dios ha hecho para nosotros. Esto ocurre porque no le estamos dando la importancia que dichas obras merecen. Difícilmente podremos darle la gloria a Dios si apenas podemos recordar lo que él ha hecho por nosotros. ¿Tienes un momento disponible ahora para reconsiderar todo lo que el Señor te ha dado y ha hecho por ti? Te invito a hacer una lista de ellas. Es posible que al principio te cueste recordar algunas cosas pero a medida que vayas avanzando con la lista irás recordando más y más. Ahora tienes delante de ti las razones por las cuales alabar a Dios en todo momento. En vez de quejarte por lo hoy te sucede podrás alabar a Dios por todo lo que ha hecho por ti y ésto hará que tus quejas pasen a un segundo plano y hasta puedan desaparecer por completo. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La palabra de hoy 16 de febrero de 2012

  1. MARCELA ESCOBAR dijo:

    AMEN NECESITABA ESCUCHAR ESTAS PALABRAS, TENGO 4 AÑOS EN LA IGLESIA Y TODAVÍA NO HE SENTIDO TANTO AMOR POR DIOS OREN MUCHO POR MI …. EN EL NOMBRE DE JESÚS AMEN

  2. MARCELA ESCOBAR dijo:

    PIDO ORACIÓN X MI HOGAR SOY CASAD Y MI ESPOSO ESTA EN ESTE MOMENTO EN LA CÁRCEL SIENTO Q NO PUEDO SEGUIR MAS ; Y MAS AUN CUANDO NO E GOZADO MI MATRIMONIO NECESITO QUE DIOS ME LLENE DE FE Y DE MUCHA FORTALEZA Y QUE NOS RESPONDA RAPIDO… OREN POR MI POR FAVOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s