La palabra de hoy 20 de febrero de 2012


Los pensamientos humanos son aguas profundas;
el que es inteligente los capta fácilmente.
Proverbios 20:5

Cada cabeza es un mundo reza el dicho popular y es cierto, existen tantas formas de pensar como gente hay en la tierra. La mente y el corazón tienen mecanismos para generar y moldear pensamientos e ideas que responden en mucho a las experiencias personales de cualquier índole. Hechos ocurridos en el pasado, por insignificantes que éstos parezcan, pueden ejercer una fuerte influencia en el modo de pensar de una persona. Difícilmente se podrá navegar en ese maremágnum de pensamientos que atraviesan la mente humana. Muchos de estos pensamientos se mantienen callados, en secreto, sin que nadie los pueda conocer. No obstante, muchas veces el lenguaje corporal nos ayuda a discernir las intenciones que los labios se niegan a pronunciar. Un leve cambio en la mirada, un pequeño tic, un ligero cambio en el tono de voz, un gesto o un cambio en la postura y el movimiento de las manos dicen mucho a quien está entrenado para detectar ese paralenguaje.

En su contacto diario con el mundo, el hijo de Dios debe estar atento a estas pequeñas cosas que pueden ayudarle mucho a discernir las intenciones de sus interlocutores. No podemos andar ingenuamente por el mundo pensando que todos piensan y son iguales a nosotros y que nadie quiere hacernos daño. No es que nos vamos a convertir en personas paranoicas pero sí debemos estar atento de las artimañas del enemigo. Recordemos que la sabiduría y la inteligencia vienen de Dios. Si nos hace falta sabiduría tendremos que pedírsela a él. Él nos concederá todo aquello que nos sirva para nuestra protección en este mundo. Tratemos siempre de discernir que cosas hay detrás de las palabras que escuchamos pues no todo lo que se escucha describe en su totalidad el verdadero significado de lo que se nos ha dicho. Siempre hay un trasfondo y debemos conocerlo para no caer en trampas y enredos. Con la ayuda de Dios saldremos victoriosos. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 20 de febrero de 2012

  1. marlene dijo:

    es cierto solo dios tiene la verdad ante tanta corrupcion, qcomo podemos hacer para que no sigan mimtiendo nuestras autoridades que solo estan por intereses economicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s