La palabra de hoy 3 de marzo de 2012


Los sabios son dignos de honra,
pero los necios sólo merecen deshonra.
Proverbios 3:35

El libro de los Proverbios de Salomón es un libro de contrastes. En sus líneas y párrafos podemos ver el contrate entre el justo y el maligno, el rico y el pobre, el obediente y el desobediente, el pacífico y el violento, el generoso y el tacaño, el íntegro y el perverso, el soberbio y el humilde, el prudente y el inexperto, el sobrio y el borracho, el diligente y el perezoso, el insolente y el respetuoso, el chismoso y el discreto, el paciente y el impulsivo y pare usted de contar. Con todo y ésto el contraste más común en este libro es el del necio y el sabio. Cuando observamos el estado actual de la humanidad vemos cómo los necios superan en número por mucho a los sabios. Por ésto, algunos cínicos han llegado a la conclusión que la característica básica de la raza humana es la estupidez. Con mucha razón llegan hasta a burlarse de la teoría de la evolución pues según ésta, el ser humano debería ser más perfecto cada día y lo que podemos ver es que la estupidez va en aumento. Hasta hay por ahí un reconocimiento llamado el Premio Darwin que se concede a aquellos individuos que protegen el patrimonio genético de los humanos, sacrificando sus propias vidas de una manera extraordinariamente idiota, mejorando así las posibilidades de supervivencia de la especie a largo plazo.

Qué diferencia con la sabiduría que posee el hijo de Dios. El cristiano que crece y madura adecuadamente en la fe siempre estará buscando actuar con sabiduría y evitará la necedad a cómo dé lugar. Cuando te sientas a analizar tu vida ¿qué es más prevalente en ella, la sabiduría o la necedad? Cuando comparas tu vida contra el estándar de la palabra de Dios ¿a quién te pareces más, al sabio o al necio? En tus manos está, con la ayuda del Espíritu Santo de Dios, el buscar la transformación de tu vida para que dejes de ser un ser común y te conviertas en un instrumento útil en las manos de Dios. ¿Qué dices a todo esto? Acércate a Dios con reverencia, humildad y obediencia y podrás disfrutar de las riquezas que la sabiduría de Dios ha preparado para quienes transitan su senderos. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 3 de marzo de 2012

  1. royal aguilar dijo:

    Amen y amen. Asi es con la ayuda del Espíritu Santo de Dios, el buscar la transformación de tu vida para que dejes de ser un ser común y te conviertas en un instrumento úti en las manos de Dios. ¿Qué dices a todo esto? Acércate a Dios con reverencia, humildad y obediencia y podrás disfrutar de las riquezas que la sabiduría de Dios ha preparado para quienes transitan su senderos. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s