La palabra de hoy 6 de marzo de 2012


¡Anda, perezoso, fíjate en la hormiga!
¡Fíjate en lo que hace, y adquiere sabiduría!
No tiene quien la mande,
ni quien la vigile ni gobierne;
con todo, en el verano almacena provisiones
y durante la cosecha recoge alimentos.
Proverbios 6:6-8

Las hormigas son animales sorprendentes. Su capacidad para adaptarse a prácticamente cualquier tipo de ambiente y la evidente organización de sus colonias han llamado la atención del ser humano desde tiempos inmemoriales. El éxito demostrado en su adapatación  en tantos entornos se debe a su organización social y a su capacidad para modificar hábitats, a su aprovechamiento de los recursos y a su capacidad de defensa. Sus sociedades se caracterizan por la división del trabajo, la comunicación entre individuos y la capacidad de resolver problemas complejos. El sabio rey Salomón, quien se dedicó de lleno a explorar e investigar con sabiduría todo cuanto se hace bajo el cielo no pasó por alto la tenacidad de la hormiga para laborar y su habilidad para almacenar alimentos que le servirán después para sobrevivir en los tiempos de escasez. Los fabulistas Esopo, Samaniego y La Fontaine las utilizaron con frecuencia para ilustrar sus enseñanzas, comparándolas con la alegre cigarra que se pasaba todo el verano cantando y danzando.

El ejemplo de previsión y trabajo de la hormiga sigue siendo apto en estos días en que la humanidad atraviesa grandes crisis económicas y desastres financieros. Aquellos que han tenido la previsión de apartar recursos para cubrir las contingencias de la economía familiar han podido capear el temporal financiero con éxito. El mensaje está particularmente dirigido a aquellos que han hecho de la pereza una profesión. Es cierto que el trabajo es una carga pero también es cierto que el trabajo es una bendición. Si no lo creen, pregunténle a alguien que esté sin empleo. Haremos bien, pues, en imitar a la laboriosa y previsora hormiga y a evitar comportarnos como la cigarra. Dios nos ha dado la sabiduría, sepámosla aprovechar. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 6 de marzo de 2012

  1. royal aguilar dijo:

    Amen verdaderamente algunas veces somos como la cigarra y deberiamos esforzarnos mas como dice las santas escrituras esfuerzate y se valiente q yo JEHOVÁ estare contigo donde quieras q valla. Bendecidos y prosperados mis hermanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s