La palabra de hoy 10 de marzo de 2012


Los labios del justo destilan bondad;
de la boca del malvado brota perversidad.
Proverbios 10:32

Sin darse cuenta, mucha gente deja saber a los demás lo que hay en lo más profundo de su alma. Es posible que haya algo que han estado tratando ocultar y que actúen de manera recatada pero al final, por sus palabras, dejarán ver sus verdaderas intenciones. La lengua es un músculo muy peligroso porque fácilmente se convierte en poderosa arma capaz de hacer mucho daño. Aún cuando alguien trate de ocultar sus pensamientos, cuando la mente se da cuenta de la capacidad de daño que las palabras tienen, la verborrea desbordada saldrá a la luz y declarará las perversidades ocultas en el corazón.

De la abundancia del corazón habla la boca. Si lo que abrigamos en nuestro ser es violencia, deseos de venganza, desprecio hacia los demás, resentimientos, deseos impuros, hipocresía y otras perlas más, tarde o temprano nuestro lenguaje nos delatará y declarará todas estas cosas y los demás se darán cuenta de qué clase de persona somos. Por el contrario, en los justo reposa el fruto del Espíritu Santo y nuestro vocabulario y discurso estarán sustentados por las virtudes y dones que Dios nos ha concedido por medio de la presencia de nuestro Señor Jesucristo en nuestra vida. ¿Qué clase de palabras forman parte de tu vocabulario normal? ¡Bendices o maldices? ¿Alabas o te quejas? ¿Se te puede contar una confidencia? Estemos atentos a las palabras que salen de nuestra boca, ellas son un claro reflejo de la realidad de nuestro corazón. Pidamosle sabiduría a nuestro Padre celestial para que limpie nuestro corazón de manera que lo que salga de nuestros labios sea amor y bondad. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La palabra de hoy 10 de marzo de 2012

  1. royal aguilar dijo:

    me encanto verdaderamente el hombre debe restringir la lengua pero primero debemos buscar a Dios Padre del Señor nuestro Jesucristo . Para asi aprender a refrenar ese pequeño miembro muscular como lo es la lengua.

  2. EDITH CALDERON dijo:

    BIEN DICIENTE LO QUE ENVENENA NO ES LO ENTRA A NUESTRA BOCA ES LO QUE SALE DESDE EL FONDO D E NUESTRO CORAZON Y SALE A TRAVES DE NUESTRA BOCA, Y GENERALMENTE NO TIENE REVERSA QUE EL EL PODER DEL ESPIRITUSANTO NOS INSPIRE DECIR SIEMPRE LO BUENO Y NO LO MALO DE NUESTRO PROJIMO .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s