La palabra de hoy 18 de marzo de 2012


Él me dirá: “Tú eres mi Padre,
mi Dios, la roca de mi salvación.”
Yo le daré los derechos de primogenitura,
la primacía sobre los reyes de la tierra.
Salmos 89:26-27

Quienes dominan al mundo se preocupan por mantener sus dinastías en el poder. Sean monarquías, dictaduras o democracias, quienes ostentan el poder buscan la manera de establecer una continuidad en el poder por medio de sus descendientes o parientes cercanos, ya sea por la vía constitucional, por tradiciones establecidas o por la vía de la fuerza. En el caso de las monarquías existe una o varias líneas de sucesión que permiten determinar quién o quiénes tienen derecho a ocupar el trono en caso de muerte del incumbente. De seguir los pasos, por intrascendentes que sean, de las personas que se encuentran en estas líneas sucesorias se ocupan algunas revistas de farándula y del corazón. Pero de quien verdaderamente debería estarse ocupando el mundo es de la única persona que está por encima de todo rey y autoridad en el universo, el Rey de reyes y Señor de Señores, Jesucristo.

El pacto establecido por Dios con el rey David contiene la promesa divina de que la casa del rey David y su reino durarán para siempre delante de Dios y que su trono quedará establecido para siempre. El Señor Jesús es la persona que hoy ocupa y ocupará por los siglos de los siglos ese trono prometido por Dios. El Señor Jesús dijo: “Yo soy la raíz y la descendencia de David, la brillante estrella de la mañana.” Esperamos con ansia ese día en que el rey regrese para reinar sobre toda la tierra para ser el único Dios y para que su nombre sea el único nombre. Esperamos con ansia ese día en que todos a una sola voz y con todas nuestras fuerzas cantaremos: “¡Digno es el Cordero, que ha sido sacrificado, de recibir el poder, la riqueza y la sabiduría, la fortaleza y la honra, la gloria y la alabanza!” y “Al que está sentado en el trono y al Cordero, sean la alabanza y la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos!” ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 18 de marzo de 2012

  1. Mirna Ester Alvarez Murgas dijo:

    Amén, amén y amén!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s