La palabra de hoy 20 de marzo de 2012


No te des al sueño, o te quedarás pobre;
manténte despierto y tendrás pan de sobra.
Proverbios 20:13

Como parte de su óbra magistral Dios creó el descanso. Él mismo, después de haber culminado la creación descansó en el séptimo día. Aparte de ese día de descanso el Señor puso en nuestro mapa genético un reloj biológico que aprovecha la alternancia del día y la noche causada por la rotación del globo terráqueo sobre su propio eje. Por eso aprovechamos la noche para dormir, algunos más, otros menos, pero nadie puede vivir sin dormir. En todo caso, este no es el tipo de sueño a que se refiere el rey Salomón con el proverbio que hemos seleccionado para la palabra de hoy. Una cosa es el sueño necesario para descansar y recuperar nuestras energías y otra cosa es el sueño innecesario e improductivo al cual se dedican los holgazanes. Nuestra naturaleza carnal busca que nos dejemos absorber por la holgazanería y que nunca hagamos nada productivo. Con la excusa del descanso, se desperdician largas horas que pudieron haber sido utilizadas para hacer algo en beneficio propio o de terceros.

No nos dejemos convencer por aquello de que “el trabajo lo hizo Dios como castigo.” Este dicho podrá ser muy popular pero eso no lo hace verdadero. Ese dicho no es más que otra de las muchas mentiras que Satanás se ha encargado de sembrar en las mentes de muchas personas. La palabra de Dios nos exhorta a trabajar. Ejemplo de ello es la instrucción del apóstol Pablo a los Tesalonicenses: “Nos hemos enterado de que entre ustedes hay algunos que andan de vagos, sin trabajar en nada, y que sólo se ocupan de lo que no les importa. A tales personas les ordenamos y exhortamos en el Señor Jesucristo que tranquilamente se pongan a trabajar para ganarse la vida. Ustedes, hermanos, no se cansen de hacer el bien.” Desechemos, pues, la holgazanería y tratemos de recuperar el tiempo perdido. Distribuyamos bien el tiempo para que tengamos oportunidad para trabajar, para edificar nuestra alma y nuestro espíritu y también para descansar. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 20 de marzo de 2012

  1. Soledad dijo:

    ¡excelente!palabras¡ que dios los bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s