La palabra de hoy 23 de abril de 2012


Tus ojos verán alucinaciones,
y tu mente imaginará estupideces.
Te parecerá estar durmiendo en alta mar,
acostado sobre el mástil mayor.
Proverbios 23:33-34

Quienes se encuentran aprisionados en las afiladas garras del alcohol o las drogas psicoactivas o psicotrópicas como también se las conoce viven constantemente atrapados en un círculo vicioso en el cual períodos de euforia y éxtasis son seguidos por momentos de intensa depresión que usualmente son superados mediante la ingestión adicional de la droga en una interminable sucesión de altos y bajos. La naturaleza pecaminosa del hombre se ha encargado de hacer una práctica aparentemente sencilla e inocua en una terrible dependencia física y psicológica de la cual es muy difícil escapar. La ingesta de moderadas cantidades de alcohol junto con la comida como parte de una alimentación balanceada se transforma mediante el abuso sin límites en un deplorable vicio cuyas consecuencias físicas, anímicas, espirituales y sociales traen graves dolores y penas a nivel personal y familiar. Algunos casos de dependencia son tratados con relativo éxito mediante costosos tratamientos que no están al alcance de la mayoría de la gente y aún así, el éxito es normalmente de muy corta duración.

La única solución exitosa y perdurable es colocarse bajo la protección de nuestro Señor Jesucristo. Cuando Juan el Bautista envió a dos de sus discípulos a preguntarle a Jesús si él era el Mesías, el Señor respondió diciendo: “Vayan y cuéntenle a Juan lo que han visto y oído: Los ciegos ven, los cojos andan, los que tienen lepra son sanados, los sordos oyen, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncian las buenas nuevas.” Podríamos añadir sin temor a equivocarnos: “Los cautivos de la dependencia de las drogas y el alcohol son liberados.” Sólo en Jesús se encuentra la verdadera y permanente libertad. Fuera de él todo es tinieblas y esclavitud. Ayudemos, pues, a quienes se encuentran sometidos por este cruel tirano de la narcodependencia a encontrar libertad total en Cristo Jesús. Ellos nos lo agradecerán, mas ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 23 de abril de 2012

  1. Mirna Ester Alvarez Murgas dijo:

    ¡¡¡AMÉEEEEEEEEEEN!!! GLORIA A DIOS!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s