La palabra de hoy 27 de abril de 2012


El que cuida de la higuera comerá de sus higos,
y el que vela por su amo recibirá honores.
Proverbios 27:18

La palabra de Dios es muy clara cuando aborda un tema y no debe extrañarnos la precisión y sencillez con que trata los asuntos más importantes de nuestra vida. Dos de estos temas son el trabajo y la mayordomía. En estos dos temas la palabra de Dios establece y refuerza los conceptos que deben guiar la vida del hijo de Dios. Trabajo y mayordomía son funciones que le han sido asignadas al hombre desde los mismos inicios de la raza humana. A nuestro padre Adán, el Señor le asignó varias tareas en el jardín del Edén de manera tal que el hombre no estuviera ocioso. Al hombre se le asignó la tarea de dominar la tierra y multiplicarse para someterla. También colocó al hombre en el jardín del Edén para que lo cultivara y lo cuidara. Adicionalmente lo encargó de ponerle nombre a todos los animales que Dios había creado. En cuanto a la mayordomía tenemos claro que la tarea de cultivar y cuidar el jardín se refiere a este aspecto. Incluso después de Adán ser expulsado del jardín del Edén quedó encargado de trabajar la tierra de la cual había sido hecho.

Nuestro Señor Jesucristo mencionó estos dos temas con mucha insistencia por medio de las parábolas que utilizaba para enseñar al pueblo acerca del reino de Dios. Entre estas parábolas podemos hacer referencia a la parábola de las monedas de oro y a la de los labradores malvados. En ambas Jesús habló de la importancia de la mayordomía y el trabajo. El apóstol Pablo también comentó extensamente del asunto exhortando a todos a trabajar, a no ser vagos y a estar siempre preparados para el retorno del Señor. No ignoremos, pues, estas enseñanzas y exhortaciones y vivamos una vida santa dedicados a la tarea que el Señor nos ha encomendado. En su justo momento el Señor nos honrará y nos recompensará por la fidelidad y el empeño que hemos mostrado para llevar a cabo las obras que él preparó desde antes de la creación para que anduviésemos en ellas. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s