La palabra de hoy 9 de mayo de 2012


Por mí aumentarán tus días;
muchos años de vida te serán añadidos.
Proverbios 9:11

La estupidez presente en la gran mayoría de la gente ha sido siempre una inagotable mina de inspiración para los humoristas. Tan sólo basta mencionar la inmensa cantidad de chistes cuyos personajes son gallegos, pastusos, gochos, huitecos, atlantes, yucatecos, polacos, etcétera, con el perdón de las personas que poseen estos gentilicios. Si bien desde el punto de vista humorístico no deja de ser algo divertido, desde el punto de vista espiritual es algo muy lamentable. A cada momento hay personas que pierden la vida o resultan gravemente heridas por actuar de una manera estúpida o poco inteligente. La necedad y la falta de juicio son las razones por las cuales estas personas ahora se lamentan o reposan en algún lugar del cementerio. Ahora bien, la responsabilidad por actuar con insensatez recae exclusivamente en cada persona que voluntariamente ha decidido actuar de esa manera por estarle haciendo caso a lo que su naturaleza le indica. Su naturaleza, siendo corrupta y pecaminosa, sólo puede recomendar que la persona se comporte necia e insolentemente.

La sabiduría ha estado llamando a todas estas personas de variadas manera y por diferentes medios y quienes le han hecho caso a su llamado han logrado beneficiarse con múltiples bendiciones. Quienes han ignorado su llamado han caído en graves sufrimientos o están a punto de hacerlo. La palabra de Dios siempre está disponible para que mediante una lectura continua y un estudio sistemático de la misma aumente nuestra sabiduría. No obstante, la humanidad ha preferido caminar con las ideas necias de los filósofos modernos y postmodernos que sólo traen angustia y desesperación. Si amas la vida te conviene actuar con sabiduría. Santiago, el hermano del Señor Jesús, escribió: “Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie”. ¿Qué estás esperando para pedir lo que te corresponde y está a tu alcance? Recuerda que el comienzo de la sabiduría es el temor del Señor. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s