La palabra de hoy 14 de mayo de 2012


Reconozcan el poder de Dios;
su majestad está sobre Israel,
su poder está en las alturas.
Salmos 68:34

Mucha gente está seriamente preocupada por la manera como el mundo está descendiendo vertiginosamente en el caos y la destrucción. Hay quienes se preocupan por el daño ambiental resultante de un uso indiscriminado de los recursos naturales no renovables, entre ellos especialmente el consumo masivo de los combustibles fósiles, carbón, petróleo y gas, y la acumulación del dióxido de carbono en la atmósfera que tal consumo produce. Otros se aterran ante el presunto recrudecimiento de la actividad téctónica en aquellas áreas proclives a experimentar movimientos sísmicos. Aún hay otros que se alarman por el desmesurado crecimiento de la población mundial, por los desbarajustes que este crecimiento produce en el ámbito económico y por un aparente incremento en el número de países con gobiernos de corte izquierdista-totalitarista. La gran mayoría de las personas que se sienten desesperadas con relación a estos asuntos son personas que no han querido entender que Dios existe y que todo lo que existe en el universo, visible e invisible, está bajo el control de su voluntad.

El hijo de Dios sabe que cualquiera sea la situación o las circunstancias que lo rodean, él siempre estárá bajo la amorosa protección del Padre celestial. Si el mundo va de mal en peor o viceversa no es algo que le preocupe en demasía pues él sabe que toda la creación obedece el mandato de Dios. Luzca bien o luzca mal, todo lo que sucede a su alrededor es lo que Dios ha dispuesto para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito. No perdamos tiempo, pues, preocupándonos por aquellas cosas que agravian a la sociedad. Más bien, ocupémonos de compartir la gloriosa esperanza que nos trae el evangelio de gracia de nuestro Señor Jesucristo. esto no significa que nos vamos a aislar por completo de los asuntos que aquejan al mundo. Lo que significa es que los pondremos en su justa perspectiva, rogando a Dios por el bienestar y la salvación de los pueblos. Estas cosas debemos denunciarlas pero siempre reconozcamos en todo el poder de Dios y su majestad. Busquemos primero el reino de Dios y su justicia y todo lo demás nos será añadido. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La palabra de hoy 14 de mayo de 2012

  1. Mirna Ester Alvarez Murgas dijo:

    ¡¡¡AMÉEEEEEEEN, GLORIA A DIOS!!!

  2. Inés dijo:

    Si es asi, el cristiano sabe que Dios esta en control de todo y estas cosas no le roban la paz, que Dios nos ayude a poder transmitir esta verdad a quienes no lo conocen. Leo las reflexiones que me mandan y muchas son de gran edificacion, bendiciones!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s