La palabra de hoy 15 de mayo de 2012


Como quien despierta de un sueño,
así, Señor, cuando tú te levantes,
desecharás su falsa apariencia.
Salmos 73:20

La gente malvada es tan orgullosa que está convencida de que ellos pueden engañar a Dios. Por supuesto, quienes terminan siendo engañados son ellos mismos, pues es imposible que nuestras tretas y artimañas logren ocultar la verdad delante de la presencia de Dios, quien todo lo ve y todo lo sabe. Muchos piensan que aún cuando es posible que Dios haya tenido que ver con la creación del universo, su condición actual es la de haberse separado de su creación para dedicarse a otras actividades ajenas a este universo. De allí que ellos piensen que Dios no les ha dado una demostración de su existencia y su poder y por eso se abstienen de emitir una opinión a favor o en contra de ello. En realidad, es una posición muy cómoda pero también sumamente peligrosa pues Dios sí ha dado pruebas irrefutables de su majestad y su poder y también de que él está al tanto de los asuntos humanos e interviene en ellos de acuerdo a sus planes establecidos desde antes de la creación. Pensar que Dios no interviene directamente en los asuntos de la humanidad es una grave acusación de indiferencia que va en contra de los atributos de amor y justicia que absolutamente le corresponden a Dios.

Permítenos Señor que siempre estemos atentos a tus movimientos y decisiones en nuestra vida y en los asuntos del mundo. Nada sucede por casualidad, por más que muchos hayan hecho de ella una diosa que maneja a capricho todos sus asuntos. La casualidad no existe, es un invento de mentes reprobadas y corruptas. Prestemos atención, pues, a los planes y las promesas de Dios tal como han sido presentadas en su preciosa palabra. La sabiduría que Dios nos concede nos permitirá entender su gran estrategia y nos dará claridad para alinearnos con su perfecta voluntad. No nos alarmemos, pues, si vemos que líderes de gobierno, quienes se identifican a sí mismos como cristianos sin verdaderamente serlo, arremeten contra los principios establecidos por Dios, porque ésto no es más que una revelación de los verdaderos intereses que hasta ahora ellos habían logrado ocultar del pueblo para engañarlo y salirse con la suya. Recordemos que Dios tiene el control de todo en todo momento. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La palabra de hoy 15 de mayo de 2012

  1. Mirna Ester Alvarez Murgas dijo:

    ¡¡¡AMÉEEEEEEEEEEN!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s