Infidelidad y rebeldía


Una y otra vez ponían a Dios a prueba;
provocaban al Santo de Israel.
Jamás se acordaron de su poder,
de cuando los rescató del opresor,
ni de sus señales milagrosas en Egipto,
ni de sus portentos en la región de Zoán,
Salmos 78:41-43

Para nosotros es muy fácil criticar hoy día la rebeldía e infidelidad del pueblo de Israel. La palabra de Dios nos muestra, especialmente en este Salmo 78, como el pueblo escogido por Dios se rebeló en todo momento contra la voluntad del Padre celestial. Ocasión tras ocasión, oportunidad tras oportunidad el pueblo judío se mantenía fluctuante entre los extremos del eterno agradecimiento y un repudiable desdén. Cada manifestación de la gracia de Dios era prontamente ignorada y olvidada por corazones desagradecidos e infieles. Como niños malcriados que pretenden que sus padres satisfagan todos y cada uno de sus deseos, Israel demostró poseer un corazón rebelde sin límites.

No nos apresuremos a pasar juicio sobre este rebelde pueblo sin antes revisarnos a nosotros mismos. Es muy fácil ver la astilla en el ojo ajeno y pasar por alto la viga que bloquea nuestra visión. Nuestro comportamiento en muy poco difiere de la actitud que el pueblo de Israel mostró (y todavía muestra) hacia Dios y su gracia. Si somos sinceros con nosotros mismos (y con Dios) muy pronto nos daremos cuenta de que todo lo reprobable de ese rebelde pueblo se encuentra presente en nuestra naturaleza pecaminosa y que muchas veces nos hemos dejado llevar por los reprochables consejos de esa vil naturaleza para terminar imitando paso a paso la infidelidad de ese necio pueblo. Analicemos nuestra vida con humildad y estemos siempre pendientes de no caer en el mismo comportamiento reprochable que tanto criticamos. Seamos agradecidos y fieles con quien nos ha dado todo y quien mediante su gracia nos ha perdonado todos nuestros pecados para hacernos justos delante de su presencia, cosa imposible de alcanzar por nuestro propios medios. Recordemos que Dios es bueno y que su voluntad es perfecta y sometámonos a su dirección en todo lo que emprendamos. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Infidelidad y rebeldía

  1. Soledad dijo:

    Muy linda la palabra de hoy es tal cual como dice la palabra,seamos agradecido, con quién nos ha dado todo,amén amén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s