Lengua bajo control


El que es entendido refrena sus palabras;
el que es prudente controla sus impulsos.
Proverbios 17:27

¿Se imaginan cuántos problemas y conflictos pudieran ser evitados si la gente mantuviese control sobre lo que dice? De bocones está lleno el mundo, gente que piensa que son muy sabios y sus palabras los delatan como perfectas bestias. Con su verborrea pretenden ocultar su ignorancia y dar una imagen de lo que no son. Se llenan de orgullo cuando se escuchan a sí mismos y no se dan cuenta de que sus numerosas palabras sólo confirman lo que la gente ya sabe de ellos: que son unos patanes con suerte. Hablan tanto que constantemente se contradicen pero con increíble desparpajo ignoran que han cometido errores y siguen adelante dando rienda suelta a los impulsos que brotan de su vientre.

El hijo de Dios mantiene una actitud diametralmente opuesta a la de estos charlatanes de oficio. Sus palabras deben ser comedidas y no ser pronunciadas hasta tanto él esté seguro de que está diciendo algo justo y edificante. El hijo de Dios pone filtro y freno a todo lo que dice para no caer en el error de los imprudentes. Su silencio y mesura son la demostración de que sus pasiones están bajo control y de que la razón respalda lo que dice. Mas ésto sólo se consigue cuando recibimos la sabiduría y el entendimiento que únicamente nuestro Padre celestial puede conceder. La prudencia y la sabiduría van de la mano y protegen a quienes buscan la dirección de Dios para sus vidas. ¿Cuándo fue la última vez que dijiste algo de lo que después te lamentaste? Si eres como la mayoría de los seres humanos es muy probable que ésto haya ocurrido recientemente. Si te dejas guiar por el Espíritu Santo no tendrás que arrepentirte de lo que sale de tu boca pues tus palabras serán seleccionadas de manera tal que no causen daño sino edificación. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Lengua bajo control

  1. Eclektos dijo:

    La lengua es el fiel reflejo de lo que habita en nuestro corazón: De la abundancia de nuestro corazón hablara nuestra boca.

  2. Mirna Ester Alvarez Murgas dijo:

    ¡¡¡AMÉN!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s