Misericordia


Ve al norte y proclama este mensaje:
»”¡Vuelve, apóstata Israel!
No te miraré con ira —afirma el Señor—.
No te guardaré rencor para siempre,
porque soy misericordioso —afirma el Señor—.
Jeremías 3:12

Quienes está prestos para criticar la justa ira de Dios y llamar a Dios cruel y rencoroso sesgadamente se hacen la vista gorda cuando la palabra de Dios habla de la misericordia de Dios. Para ellos la misericordia es algo desconocido pues no saben qué significa, nunca la han sentido, nunca han sido objeto de ella y, por supuesto, como nadie tiene la capacidad para entender completamente los planes de Dios, para ellos es más difícil aceptar la revelación que Dios ha hecho de sí mismo en su palabra. Es obvio que su posición crítica acerca de la voluntad y personalidad de Dios se basa más en un intento de desacreditar el estándar que Dios le impone a la humanidad para demostrar que mediante la ley no puede haber salvación. Ellos prefieren pensar que existe un Dios hecho de acuerdo a la medida de ellos, que piensa como ellos, que ellos pueden modificar cuantas veces quieran y que se adapte al estilo de vida que a ellos les place tener. Esto no es más que orgullo y altivez.

El hijo de Dios está seguro de que la misericordia de Dios es amplia y abundante para perdonar esos pecados que siguen apareciendo en su vida por causa de la naturaleza pecaminosa. La misericordia de Dios se encarga de perdonar los errores que cometemos cuando nos descuidamos y nos alejamos de la presencia de Dios. La misericordia de Dios buscó la salida al problema de la paga del pecado. Si no fuese por la misericordia de Dios estaríamos muertos y sin esperanza. Busquemos, pues, conocer cada día más acerca de la personalidad de Dios y sus atributos. A medida que vayamos conociendo más y más de él la paz y el gozo inundarán nuestra vida. Cobíjate bajo la misericordia de Dios. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Jeremías, La Palabra de Hoy y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Misericordia

  1. Mirna Ester Alvarez Murgas dijo:

    Gracias mi Dios, por ser tan misericordioso conmigo… Améeeeeeeeeeen!!!

  2. Soledad dijo:

    Perdóname señor sí me he enojado y te he ofendido,y sí he pecado te pido de corazón.tú perdón….y dame la pazzzz que necesito…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s