Proclama


Una voz dice: «Proclama.»
«¿Y qué voy a proclamar?», respondo yo.
«Que todo mortal es como la hierba,
y toda su gloria como la flor del campo.
La hierba se seca y la flor se marchita,
porque el aliento del SEÑOR sopla sobre ellas.
Sin duda, el pueblo es hierba.
La hierba se seca y la flor se marchita,
pero la palabra de nuestro Dios
permanece para siempre.»
Isaías 40:6-8

Aunque los avances científicos, tecnológicos y sanitarios han permitido que una parte de la humanidad pueda tener una expectativa de vida mayor que la expectativa de generaciones anteriores, ésto no significa que no vamos a morir. Si de algo puede estar seguro el ser humano es de que su paso por este mundo es temporal y limitado. De nada vale apoyarse en tratamientos médicos o estilos de vida saludables o dietas y ejercicios porque al final, indefectiblemente, llegará el momento de partir de este mundo. Que conste que no estoy diciendo que las dietas, los ejercicios, la salud y los tratamientos médicos son inútiles. Por el contrario, estas cosas son altamente recomendables puesto que nos permiten disfrutar una mejor calidad de vida pero de ninguna manera podrán evitar que llegue el momento en que nos toque estirar la pata.

Debemos aprender a conocer y considerar nuestra temporalidad. La vida en este mundo es una sóla. De lo que decidamos aquí y ahora depende lo que será la eternidad para nosotros. Ante nosotros se presenta una disyuntiva que tiene que ver con Jesucristo. ¿Pondremos nuestra fe y esperanza en Jesucristo? Sólo hay dos respuestas posibles aunque a muchos les gustaría que hubiese más opciones para responder. Las únicas dos respuestas posibles son SÍ y NO. Esta es la gran pregunta que Dios le hace al hombre, de cuya respuesta depende si estaremos cerca de Dios o apartados de él por la eternidad. Nosotros somos pasajeros, la palabra de Dios es eterna. ¿Estará nuestra decisión basada en nuestros propios criterios o en las firmes promesas de Dios? Tú decides. Espero que decidas colocar tu fe y tu esperanza sólo en Dios. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Isaías, La Palabra de Hoy y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Proclama

  1. Mirna Ester Alvarez Murgas dijo:

    ¡¡¡AMÉEEEEEEEEEEEEN!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s