Crueldad


El hombre iracundo provoca peleas;
el hombre violento multiplica sus crímenes.
Proverbios 29:22

La crueldad que existe como parte indivisible de la naturaleza pecaminosa del hombre es aquella tendencia por todo lo que sea destrucción y el hacer sufrir por el simple hecho de hacer sufrir. Para muchas personas la crueldad es algo normal y aceptable y esta posición es reforzada cuando otros sujetos pasivos aceptan los tratos crueles sin protestar. Estas crueles e iracundas personas viven todo el tiempo pensando cómo hacer el mayor daño y si es posible, cómo lograr la total aniquilación de quienes consideran son sus enemigos. Estoy seguro que todos nosotros conocemos, por lo menos, a una persona cuyas características principales son la crueldad y la violencia. Para ellos no existe la paz y cuando la paz hace acto de presencia no la toleran. Sólo se sienten realizados cuando logran mantener un estado de zozobra general, de intranquilidad y de temor hacia ellos. La crueldad forma parte de las obras de la naturaleza pecaminosa “…odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismo y envidia…”

Para corregir esta desagradable tendencia de la naturaleza humana se requiere de una acción proveniente de alguien que sea más poderoso que lo que dio origen a esa pecaminosa naturaleza. Sólo Dios con su ilimitado poder transformador puede cambiar esa naturaleza en algo bueno. El Espíritu Santo obrando en el corazón y la mente del hijo de Dios puede erradicar estas perniciosas tendencias y convertirlas en las virtudes que forman parte del fruto del Espíritu: “amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio”,  cosas para las cuales no hay condenación. ¿Por quién nos dejaremos guiar? ¿Por el Espíritu o por nuestra corrompida naturaleza? Busca a Dios y él te conducirá por el camino mejor. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Proverbios y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Crueldad

  1. Eclektos dijo:

    En efecto, solo Dios puede transformarnos. Debemos guardar nuestro espíritu de toda manifestación de rencor. La crueldad no va con los hijos de Dios, nuestra mente solo tiene que mantener pensamientos de bendición. Les recomiendo visitar mi blog http://elamordejhovamanifiesto.wordpress.com

    Saludos fraternales en Cristo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s