Desprotección


Has derribado todas sus murallas
y dejado en ruinas sus fortalezas.
Todos los que pasan lo saquean;
¡es motivo de burla para sus vecinos!
Salmos 89:40-41

Muchos se quejan de que no reciben la protección de Dios cuando les toca enfrentar las adversidades. Ellos no se dan cuenta de que la sensación de desprotección viene porque ellos mismos se la han buscado. Muchos toman sus propias decisiones sin considerar lo que Dios piensa o quiere hacer al respecto. Nuestra voluntad pretende imponerse sobre la voluntad de Dios, lo cual aparte de ser imposible es sumamente perjudicial. Ignorar a Dios y su voluntad para con nosotros es algo que trae graves consecuencias. Dios merece toda nuestra honra y alabanza. Ignorar sus planes y sus principios es una manera de faltar a la honra que le debemos a él. Cuando nosotros decidimos ignorar a Dios, él dice: “Está bien. Vamos a ver cuán lejos logras llegar con tus impertinencias y altivez”. Y ahí comienzan las dificultades porque ya no contamos con la protección de Dios, no porque él nos la haya retirado sino porque nosotros hemos decidido unilateralmente separarnos de él y hacer las cosas a nuestra manera dependiendo de nuestras nulas fuerzas.

¿Te sientes desprotegido ante las vicisitudes de la vida y las circunstancias que te rodean? ¿Piensas que Dios te ha abandonado? ¿No será más bien que tú te has apartado de él? ¿Cuándo fue la última vez que te deslastraste de tus problemas y colocaste todas tus ansiedades y preocupaciones en sus amorosas manos? Aún estás a tiempo de detener tu alocada carrera, dar un giro y buscar su rostro. Él no te ha abandonado porque él es fiel y misericordioso. Él sólo espera que tú lo busques de todo corazón. Pronuncia su nombre. Habla con él. Cuéntale lo que te pasa y confía en la solución que él te dará. No lo dejes para después porque después puede ser muy tarde. Dios está listo para darte consuelo y confort. Podrán venir las adversidades pero el amor de Dios nunca te faltará. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Esta entrada fue publicada en La Palabra de Hoy, Salmos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Desprotección

  1. Hector Marquina dijo:

    Dios te bendiga querido hermano. La verdad viene a nosotros a traves de Dios. Solo nosotros somos los unicos responsables de sentir que Dios no esta con nosotros en nuestras viscisitudes, solo basta una oración, un ayuno, una palabra, para encontrarnos con nuestro Padre el creador. Dios bendiga a los lectores de estas paginas

  2. moises dijo:

    en la vida no he tenido ni un amigo y cuando crei encontrarlo me traiciono de la manera mas vil,
    que me recomiendan?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s