Enséñame


 

Prayer3

Encamíname en tu verdad, ¡enséñame!

Tú eres mi Dios y Salvador;

¡en ti pongo mi esperanza todo el día!

Salmos 25:5

Hace mucho tiempo que no escucho a alguien orar pidiéndole a Dios que lo enseñe a andar en su verdad. Si aún no nos hemos dado cuenta de nuestras propias incapacidades ¿cómo podremos pedir que se nos enseñe a andar correctamente? Pensar que ya lo sabemos todo o casi todos no es más que una clara demostración de que el orgullo controla nuestras vidas. ¿De quién dependes verdaderamente? ¿De ti o de Dios? Con que te tomes un par de minutos para considerar estas palabras me doy por pagado. Queda de ti tomar la decisión de buscar a quien verdaderamente tiene la solución y la salida para ti. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Esta entrada fue publicada en Salmos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Enséñame

  1. Inés dijo:

    amén!! así es, la mayor muestra de humildad es tener un espíritu enseñable y aceptar los tratos del Señor cuando nos corrige y no pensar que las circunstancias son porque el enemigo está detrás de ellas. Y si está, aún así Dios está en control de ellas, la presión de esas adversidades son para mostrarnos que nuestras reacciones no son justamente las que debería tener un hijo de Dios. La humildad acepta y reconoce las malas decisiones, el orgullo, no. Bendiciones!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s